Economía ecológica y la erradicación de pobreza, objetivos europeos en ‘Río+20’

La Comisión Europea (CE) ha presentado hoy la base de negociación sobre la que se apoyará la actuación comunitaria en la conferencia ‘Río+20’ sobre desarrollo sostenible, que Naciones Unidas celebrará en Río de Janeiro en junio de 2012.

La transición hacia una economía ecológica y la erradicación de la pobreza son los dos objetivos principales que se marca el bloque europeo, según ha anunciado hoy la CE.  Entre las propuestas de Bruselas para cumplir esas dos metas figuran la inversión en recursos como agua, energías renovables, recursos marinos, biodiversidad y servicios ecosistémicos, agricultura sostenible, bosques, residuos y reciclado.

La CE también propone introducir impuestos ecológicos y eliminar subvenciones perjudiciales para el medio ambiente, así como movilizar recursos financieros públicos y privados, invertir en cualificación y empleo ‘verde’.  Crear indicadores que reflejen el progreso ambiental y social y puedan vincularse al Producto Interior Bruto (PIB) es otra de las ideas del Ejecutivo de la Unión Europea (UE).

Bruselas sugiere, por otro lado, mejorar la gobernanza, estimular la participación del sector privado y lograr también un compromiso de las empresas y la sociedad civil.

“La gestión sostenible de los recursos y el capital natural es esencial para los países en todas las fases de desarrollo y puede representar una oportunidad especial para los países en vías de desarrollo, ya que los recursos y el capital natural se relacionan de forma esencial con los esfuerzos por erradicar la pobreza”, ha señalado en este sentido el comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik.

En su opinión, ‘Río+20’ puede representar el inicio de una transición mundial hacia una economía ecológica en todo el planeta. La propuesta de hoy de la CE aún debe ser consensuada con los países de la UE y el Parlamento Europeo para poder fijar una posición consolidada ante Naciones Unidas a más tardar el 1 de noviembre.

La reunión de Río se celebrará dos décadas después de la llamada ‘Cumbre de la Tierra’ de 1992, en un momento en el que, aunque se han logrado progresos destacables, alrededor de 1.400 millones de personas viven en condiciones de pobreza extrema en el planeta y una sexta parte de la población mundial está desnutrida.

LA MAYORÍA DE LOS EUROPEOS CREE EN EL USO EFICIENTE DE LOS RECURSOS.

Por otra parte, una encuesta que ha presentado públicamente la Comisión, revela que ocho de cada diez ciudadanos europeos quieren que las empresas hagan más por usar los recursos naturales de forma más eficiente y siete de cada diez que las administraciones nacionales tomen más así como que los propios ciudadanos hagan más por cuidar el medio ambiente.

Estos resultados representan por tanto un aumento de la concienciación en lo que respecta a este tema. Así, en el informe también se destaca la petición de los ciudadanos por una actuación más enérgica de la UE ya que ocho de cada diez europeos creen que es necesario el Derecho europeo para proteger el medio ambiente en su país.

Además, pone de manifiesto que el 60 por ciento de los europeos piensa que unos procedimientos de contratación pública respetuosos con el medio ambiente constituyen el medio más eficaz para tratar los problemas del medio ambiente y un 79 por ciento, que la UE debería contribuir a ayudar a los países de fuera de la Unión a proteger el medio ambiente.

En lo que respecta a estos datos, Janez Potočnik, Comisario de Medio Ambiente, cree que los europeos están más comprometidos que nunca con el medio ambiente y que se trata de actuaciones, no solo de buenas intenciones. Además ha añadido que estos resultados también representan un importante apoyo a la legislación medioambiental.

Respecto a los cinco mayores temas de preocupación medioambientales, más de tres de cada diez europeos consideran el agotamiento de los recursos naturales como el mayor de los problemas (el 33 por ciento, frente al 26 por ciento en 2007), seguido por la contaminación del agua, el aumento de los residuos y el consumo. En cambio, solo el 22 por ciento de la población piensa que la perdida de especies y de biodiversidad es un problema importante.

Madrid, 21 Junio de 2011. (EFE Verde)

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.